Muebles de Dormitorio

Muebles de Dormitorio para Disfrutar

El dormitorio es nuestro más íntimo refugio, el lugar donde comenzamos y terminamos el día. Además, las camas son uno de esos lugares donde pasamos más de un tercio de nuestras vidas, no sólo para dormir y soñar, sino también para leer, ver la televisión, etc. Por ello para poder comenzar bien el día es fundamental haber dormido cómodo y bien.

Comodidad y belleza

Las Camas adecuadas

Las camas del Albir Colonial no sólo te aportan esa comodidad, gracias a sus diseños también te invitan a soñar y a despertar con una sonrisa nueva cada amanecer. Nuestra gran oferta de camas te ofrece diferentes medidas, colores, materiales y estilos; permitiéndote elegir dónde quieres dormir.

Por todo ello es muy importante encontrar la cama adecuada. Es imprescindible elegir una cama en la que nos sintamos a gusto y bien con nosotros mismos. Un espacio que nos invite al descanso y nos permita recargar toda la energía posible para poder afrontar bien las exigencias del día.

Descansar en horizontal es fundamental para permitir a nuestro cuerpo recuperarse, entre nuestras diferentes camas encontrarás diseños llenos de personalidad y atemporales. Rústico, negro, blanco, de madera o de forja, como la cama de los abuelos.  En el Albir Colonial siempre encontrarás la cama que más se ajusta a tu personalidad, además disponemos de multitud de mesillas de noche, baúles, y otros muebles auxiliares para completar tu dormitorio.

Cambiar la decoración con el paso de las estaciones

A muchas personas les gusta cambiar algunos detalles de la decoración del dormitorio, salón o cualquier otra estancia del hogar. De la misma manera que cambiamos la ropa de cama en función de la estación en la que estamos, también podemos cambiar las fundas de los almohadones, con colores y texturas acordes con la estación en vigor.

Por ejemplo, en otoño podemos jugar con los colores marrones, anaranjados y amarillos. En verano y primavera deben prevalecer los colores vivos, los azules claros, y en general la luminosidad. Una vez más los colores y texturas de los cojines son un gran instrumento que utilizar. Y nada más fácil que agregar un detalle colorido a cualquier habitación a partir de la ropa de cama. Sencillamente hace falta elegir el estampado que más te gusta y los colores que más te motivan. Así nos permitimos dejar atrás los colores neutrales del invierno y entrar en la primavera con desbordante color y originalidad.

Regístrate en nuestra Newsletter

Últimas novedades, ofertas, descuentos exclusivos, y mucho más…

    ¿Qué colores utilizar en los muebles de dormitorio?

    El beige, blanco y crema son los colores que más se usan en la decoración de los dormitorios, ello se debe a su capacidad de transmitir calma. Cabe destacar que, en los últimos años, colores como el marrón oscuro, gris e incluso el negro también han sido incorporados a los dormitorios, especialmente combinándolos con el blanco.

    La decoración del dormitorio es algo muy personal, mientras que algunas personas necesitan una atmósfera tranquila y relajante, que favorezca el descanso y el sueño, otras prefieren una ambiente brillante y energizante, que inyecte energía a sus vidas.

    Equilibrio

    Una forma de encontrar un equilibrio entre la sensación de descanso y de actividad la podemos encontrar en la utilización de los complementos. Podemos tener una habitación totalmente blanca en donde la utilización de colores llamativos la empleamos en los complementos. Así podemos utilizar diferentes cojines de colores vivos, cortinas, cubre camas, alfombras, etc.

    También podemos mantener todas las paredes de la habitación en color blanco a excepción de una de las paredes que pintamos con un color animado. Así conseguimos dar un toque de color sin saturar.

    Otra opción es la de utilizar materiales ecológicos, una tendencia en alza. Por ejemplo, el uso del ladrillo o la madera, estos materiales generan un efecto rústico muy interesante y acogedor.

    El uso o no del cabecero es otra cuestión. En habitaciones muy pequeñas, un color o textura diferente en la pared pueden hacer de cabecero, evitando la perdida de espacio. Los papeles decorativos y los vinilos nos pueden ofrecer grandes soluciones, aportando también cierta sensación de profundidad.